domingo, 6 de septiembre de 2009

La Pesca del Black-Bass con Imitación de Libélula

La pesca del Black-bass a mosca, sobre todo si es en superficie, es una de las facetas de la pesca a mosca más espectaculares y que más enganchan al pescador a mosca si hay capturas.


video


Cuando las revistas especializadas en pesca hablan de la pesca del Black-Bass coinciden todas con que en los meses de verano, cuando más aprieta el calor, sólo presentan actividad al amanecer y al anochecer. Salvo que salga un día nublado porque entonces pueden tener cierta actividad a lo largo del día.

Sin embargo en las pequeñas balsas de riego de la zona norte de nuestro país no es así. Esto puede deberse a que este pez originario de América se adapta mejor a las aguas no muy frías y por lo tanto es muy abundante y probablemente crecerá mejor en las aguas situadas en la parte sur. Pero cuando llega el verano el agua de los embalses sube mucho lo que se traduce en una actividad reducida al amanecer y al anochecer. En cambio en la zona norte no se produce un aumento tan grande en la temperatura del agua lo que permite que puedan estar activos todo el día y, en especial, al mediodía cuando más activas están las libélulas.


Generalmente el mes con mayor abundancia de libélulas, en estas balsas de Aragón, Rioja, Navarra …., es el de Agosto. Los mejores días son los que el sol brilla nítidamente y no sopla ni un pelo de viento. El problema para el pescador es que el calor es prácticamente insoportable, por lo que la única manera de pescar es en pato, ya que así la parte del cuerpo sumergida en el agua nunca pasa de los 30ºC aunque estemos al sol.


Las imitaciones de libélula pueden ser muy variadas, aunque el material más práctico sea el foam. Además la mayor parte de las libélulas son de color rojo, aunque también las hay olivas, amarillentas y azules. También funcionan muy bien los pequeños popers (del tamaño de las libélulas) de color rojo, naranja, amarillo, verde o negro.



La caña que utilicemos debe ser capaz de poder aguantar la potente pelea e impedir que el pez capturado se meta excesivamente entre los juncos y carrizos. Yo utilizo una línea 6 con una acción de media punta. El bajo de línea de unos 3 metros y el tipet hilo del 25 (no por el tamaño o fuerza del pez, sino por los carrizos, juncos y arbustos sumergidos)




Cuando posamos nuestra imitación (siempre muy cerca de los juncos o carrizos) podemos encontrarnos desde ataques instantáneos y muy violentos hasta tomadas muy sutiles en las que la imitación parece hundirse suavemente debido a su peso.
Si, durante la pesca, se levanta una brisa muy ligera funciona mejor el estrímer poco plomado que nade a una profundidad de entre 20 y 40 cm de la superficie.